Existen discrepancias entre los autores y profesionales en determinar cuáles son.  Para algunos, todas serían, debido a la premisa básica de que el ser humano es una unidad mente-cuerpo indivisible.

Actualmente, se ha ido ampliando, en el círculo médico, la concepción de considerar más enfermedades psicosomáticas como los trastornos alimenticios, enfermedades autoinmunes.

 

Desde el modelo médico se incluyen las enfermedades como Fatiga Crónica, Fibromialgia, Lumbagos Crónicos Inespecíficos, Cefaleas Tensionales, Vitiligo, Psoriasis, Cólon Irritable, Vegija Irritable (Nader y cols., 2010).    Todas estas patologías presentan en común un funcionamiento alterado en el sistema nervioso central, denominado Síndrome de Sensibilización Central (SSC).  Esto tiene evidencia científica y consiste en un exagerado funcionamiento cerebral, generando una hiperexcitabilidad (Nijs, 2016; Cerveró, 2018).